Soria 2011 PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrador CJCE   
Sábado, 17 de Marzo de 2012 08:00

 

I Ruta 4x4 Soria 2011 – Club Jeep Comando.

Para la celebración de la primera Ruta 4x4 elegimos como escenario las tierras sorianas de las comarcas de Osma y Calatañazor.

Hasta una veintena de personas y una docena de vehículos llegados desde puntos tan dispares de la península como Vigo, Barcelona, La Rioja, Bilbao, Madrid, Segovia e incluso de la misma Soria se dieron cita en esta ocasión. Entre los vehículos participantes se encontraban diversas variantes de este modelo, tanto los más modernos HD como los DS, formando parte también de la caravana un pequeño CJ3B “Bravo”.


Los participantes se encontraron en el aparcamiento del Hotel Río Ucero, en la bella e histórica población del Burgo de Osma. El calor humano de los reencuentros entre amigos mitigó las bajas temperaturas de la gélida mañana, ya que a las nueve el termómetro no superaba los cero grados.


Aunque la organización entregó a todos los participantes un rutómetro y mapas con el recorrido previsto, finalmente se decidió por unanimidad afrontar el recorrido previsto en caravana.


A medida que avanzaba la mañana el sol radiante hizo que subieran las temperaturas quedando un día precioso para disfrutar del campo y los paisajes. Al ser un otoño extremadamente seco, las pistas tenían mucho polvo, lo que no fue obstáculo para que algunos de los participantes plegaran las cubiertas de lona de sus Comando para disfrutar del recorrido a techo descubierto.


Entre sembrados de tonos amarillos y zonas boscosas en las que destacaban las hojas marrones y rojizas de los árboles de hoja caduca fue pasando la mañana con numerosas paradas para hacer fotos, pasando por las localidades de Sotos del Burgo, Valdemaluque, Blacos y Abioncillo de Calatañazor, para dirigirse posteriormente a Muriel de la Fuente y a la cercana “Fuentona”.


Se trata de un afloramiento de aguas subterráneas situado en un bonito cañón, que después de recorrer multitud de cavidades rocosas sale al exterior para formar el río Abión. Aquí se dejaron los coches en el aparcamiento para pasear hasta el nacimiento del río, donde se encontraba un grupo de espeleobuceo que desde hace años tratan de conocer todos los secretos de las cuevas por donde aflora el manantial.

En el mismo cañón se encuentra la pequeña ermita románica de la Virgen del Valle, donde hay una pequeña zona de picnic que los participantes utilizaron para comer, para dirigirse posteriormente a la llamada Casa del Sabinar, un centro de interpretación tanto de la Fuentona como del cercano Sabinar de Calatañazor, donde se explican a base de paneles informativos y videos las peculiaridades de la comarca. Este centro está construido sobre las ruinas de un antiguo palacio, y fue utilizado por los participantes como fondo para realizar la foto del grupo con los coches alienados frente a su fachada.

Las horas pasaban rápidamente y aún quedaba la visita a la cercana y amurallada villa de Calatañazor, una auténtica belleza de pueblo que afortunadamente en los últimos años está siendo restaurado poco a poco devolviéndola su pasado esplendor.

Tras un paseo por la localidad los participantes intentaron proseguir la ruta, aunque desgraciadamente el camino por el que se debía continuar, que partía de las afueras de la población, se encontraba totalmente destrozado e impracticable, por lo que dada la hora ya tardía la organización decidió suspender el resto del tramo de pista previsto, dirigiéndose la caravana por asfalto hasta la localidad de Vinuesa, ya en plena tierra de Pinares Soriana, donde una bonita casa rural y una suculenta cena sirvieron para que los participantes repusieran fuerzas tras un intenso día.


La mañana del domingo y antes de partir hasta sus respectivos lugares de origen la caravana ascendió hasta la cercana Laguna Negra, que en esta época otoñal y a pesar del descenso en el nivel de las aguas, presenta un bello aspecto con el colorido de las hojas de los numerosos árboles de hoja caduca que se encuentran a su alrededor y en la prolongada ascensión, que puso a prueba los motores de los históricos Comandos.


La experiencia dejó buen sabor de boca a los participantes, esperando que se pueda repetir en ediciones venideras, bien en otras comarcas sorianas – la extensa red de caminos que surcan la provincia castellana la convierten en el escenario ideal para este tipo de rutas – o bien en otra escenario de los que afortunadamente abundan en nuestra geografía.


 

Última actualización el Sábado, 17 de Marzo de 2012 08:40