Barranc de Pertecases PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrador CJCE   
Sábado, 04 de Diciembre de 2010 09:00

Excursión a la cueva de pertecases

Fecha: Julio 2010

Tiempo: 2 horas

Distancia: 39 km ida y vuelta

Dificultad: fácil

Vehículo: Jeep Comando S 1977

La cueva de pertecases sirvió de abrigo natural a los ganaderos de la zona y trashumantes ya  que está junto a una vía pecuaria –la Cañada Real de Castilla-que ha sido utilizada desde tiempos inmemoriales. La ruta discurre sólo por dos términos municipales en la Comarca de la Ribera Alta saliendo de Catadau hasta el término de Tous lindando con el margen derecho del rio Xuquer.

 

 

El recorrido discurre por caminos forestales que en la mayoría de los tramos está en un estado adecuado salvo la época de lluvias que se provocan roderas y desagües que dejan el camino en mal estado. En esta excursión descubrí con desilusión que el asfalto había llegado hasta muy cercano al final de trayecto y que podía circularse desde la planicie superior llamada Pla del Campillo hasta Tous (16 Km) sin tocar tierra. No obstante, el resto de la ruta salvo esos 2 ó 3 Km asfaltados que atraviesa dicha zona, discurre por caminos y pistas forestales.

El plano con la ruta es este:

 

Como podéis comprobar, la ruta finaliza a unos escasos 2.500 metros del rio Xuquer, en concreto en la cola del pantano de Tous.

 

La zona es agreste, con muy poco arbolado, salvo algarrobos y pinos aislados, destacando la fauna con perdiz, conejo, liebre, jabalí y cabras montesas que irrumpen delante del fierro a menudo.

La altura es escasa pues salimos de unos 100 msnm a unos escasos 600 msnm, pero las pendientes a salvar si tienen especial relevancia pues muchas de ellas superan una inclinación del 30% lo que hace especialmente atractiva la ruta cuando las condiciones del terreno –lluvia y barro principalmente- se alteran. En estos casos se hace imprescindible el uso de la tracción 4x4 para evitar la falta de agarre en muchos tramos donde además la ruta discurre junto a barrancos bastante pronunciados y sin protecciones. La ruta se realiza a velocidades en torno a 30-40 Km/h en la mayoría de tramos estando prohibido circular a  mayor velocidad y por los ruidos producidos por ir sobre terreno con mucha piedra suelta.

Superada la primera ascensión importante nos permite tener unas vistas de la cruz del monte Matamón y al fondo el mar Mediterráneo, distinguiéndose en los días despejados Cullera, Alzira  y una vista de pájaro de las comarcas de la ribera alta y baja junto a parte de la Safor.

A pesar de lo interesante de la ruta, esta es muy poco frecuentada por moteros, quaderos y bicicleteros, coincidiendo a veces con alguna cuadrilla de cazadores en la época de caza, siendo difícil cruzarte con otros vehículos. Está ruta además cuenta desde hace unos pocos años con información de todos los caminos, sendas y lugares indicados con carteles y postes de madera, siendo difícil actualmente perderse, algo que hace 30 ó 40 años era relativamente fácil si no conocías el terreno o ibas acompañado por los lugareños que poblaban –en casas aisladas- el lugar. Destacar que es una zona muy utilizada para instalar colmenas y a veces te sorprende ver la cantidad de ellas cuando pasas cerca de sus colmenas.

Hay cerca algunas pozas y manantiales de agua y que debido a las lluvias del pasado invierno y primavera disponen de caudal suficiente pese a la sequedad de este verano, donde la lluvia a aparecido muy esporádicamente.

 

 

 

En una próxima incursión intentaré llegar hasta la cola del pantano de Tous.

Última actualización el Martes, 01 de Febrero de 2011 15:31